“Después de años de escuchar familias expresar sus frustaciones y luchas de vivir en San Diego, mientras que yo pasaba por lo mismo, decidí postularme para la candidatura de Supervisora del Distrito 1.”

Retos que prometo atacar:

Crisis de Vivienda: Haber experimentado falta de vivienda yo misma, me enfocaré en la crisis de vivienda para que nadie más tenga que sentir el peso de no tener un techo permanente donde vivir. Para aquellos que no les falta vivienda, casi la mitad de la población en el area de South Bay gasta el 30% o más de su salario en gastos de vivienda. Endorsaré o aprobaré cualquier programa que fomente y estimule la construcción y desarrollo de viviendas a bajo-costo cerca de trabajos y paradas de autobuses y tranvías—no solamente viviendas de lujo o desarrollos de expansión.

Transportación: Continuaré los esfuerzos y apoyo a la expansión e implementación de transportación pública para reducir la congestión en nuestras carreteras libres y calles locales mientras que también estaré alerta en lo que ocurre en el medio ambiente. Como estudiante de UCSD, hice uso de la línea Azul del Trolley y de la Ruta 150 Express de Autobús - no solamente para ahorrar dinero, sino también para reducir mi huella de carbón.

Medio Ambiente: Como ya sabemos que por encontrarse cerca del mar, South Bay tiene la responsabilidad de asegurarse que nuestras aguas y oceános permanezcan limpios. Como el puerto de Chula Vista esta siendo remodelado para su éxito comercial, yo me aseguraré que las protecciones al medio ambiente permanezcan siendo una prioridad. Me aseguraré que el departamento del Uso de Tierra y Medio Ambiente continúe ayudando a combatir el cambio climático y la contaminación del aire.

Transparencia: Muchas decisiones políticas y económicas son hechas bajo puertas cerradas. Yo les prometo ser lo más transparente posible en cualquier proceso de decisión política en el cual yo me envuelva. Fomentaré que las audiencias públicas sean conducidas por las tardes, para que los residentes del condado tengan mejor posibilidad de asistir. Recibiré con mucho gusto toda participación comunitaria y apoyo de sindicatos.

Pro-Militar: San Diego cuenta con una gran historia de orgullo militar. Mi meta es continuar apoyando el fondo económico para las familias de militares mientras que abogaré por sistemas de apoyo para nuestros veteranos.

Pro-Imigración: El 32% de la población de South Bay es nacida en el extranjero. Como hija de imigrante, sé de primera mano los retos que los nuevos residentes y los buscadores de asilo enfrentan. Continuaré la lucha por San Diego para incluir nuestras comunidades imigrantes. También, prometo no aprobar ningún fondo monetario del condado que pueda ser usado para la deportación de imigrantes no-violentos o no-criminales.

Representación Bi-Nacional: No puede ser ignorado que San Diego es casa del puerto de entrada hacia los estados unidos más grande con nuestro vecina ciudad de Tijuana, México. Se estima que alrededor de 25,000 residentes cruzan la línea internacional diariamente, yo fuí una de ellas. Por esta razón, planeo mantenerme en contacto con la Patrulla Fronteriza y Aduana de los Estados Unidos, para garantizar que las familias de San Diego tengan la libertad de cruzar la frontera sin que su dignidad humana sea sacrificada.